Los motivos de mi ausencia


¿Sabéis esas épocas en las que te das cuentas de que o espabilas o todo se va al garete? Pues para mí ese momento llegó el pasado 2017. Después de años compaginando mi vida personal, el blog, el trabajo, la universidad y el vivir fuera de casa de mis padres, me di cuenta de que tenía que establecer prioridades...

Porque a veces es mejor no intentar abarcar demasiado, hubo un momento en el que tuve que pararme e intentar cerrar algunos frentes abiertos. Pero, ¿por dónde empezar? Si alguna vez os sentís desbordadas yo os recomendaría sentaros y ver qué partes de vuestra vida os gustan tal y como están y no vais a dejarlas de lado y sobre cuáles hay que ponerse manos a la obra. En mi caso, los intocables eran mi pareja, familia y amigos. ¿El trabajo? Tampoco se toca porque gracias a él podemos ser independientes y vivir tranquilos en casa. Así que sólo me quedaban los estudios y el blog.

Después de muchos años estudiando, al trabajar a tiempo completo, terminar la carrera se me estaba haciendo muy cuesta arriba y siempre estaba buscando excusas para no acabar el proyecto fin de carrera. Era esa tarea que siempre tienes en mente hacer, pero nunca te pones a ello, por lo que siempre tienes el runrún en la cabeza. ¿Y cómo acabar con esa espinita? Pues quitándotela de una vez por todas para poder tacharla de una vez de la lista de "cosas por hacer". Al final, no me quedó más remedio que dejar de lado mi hobbie preferido, este blog, para poder dedicarme al 100% en mi tiempo libre a la universidad. Y tengo que deciros que no hay nada más gratificante que vencer a la pereza y ver que las cosas avanzan. 


Unas cuantas noches y fines de semana después (muchos, muuuuchísimos), conseguí mi objetivo: ¡ser ingeniera y licenciada! Cuando por fin tuve el título en mis manos no me lo podía creer, ¡había terminado por fin!. El camino no fue fácil y reconozco que tuve momentos de flaqueza que superé gracias a la insistencia de mi familia. Pero ahora que echo la vista atrás, estoy super orgullosa de lo que he terminado consiguiendo. Si tú también estás estudiando, te mando todo el ánimo del mundo. Cuando eres joven es muy fácil tirar la toalla y dedicarse a "vivir la vida loca", pero en unos años recogerás el fruto de tu trabajo y veréis que tendrás más oportunidades si te formas, da igual que sea en la universidad, en un módulo o por cursillos, la formación te abrirá muchas puertas y sobre todo, te facilitará ser una mujer independiente. 


¿Y después de la universidad? Como os he comentado antes, con formación puedes llegar muy lejos y así, de repente, me llegó una oferta para trabajar en Alemania. Tengo que decir que estaba muy contenta con mi trabajo actual, pero tras sopesar los pros y contras con Antonio, nos liamos la manta a la cabeza y en 15 días dejamos todo, nuestra casa, nuestras cosas y nuestro trabajo, para empezar una nueva vida a 1700 km de Madrid. 

Como os podéis imaginar han sido unos meses de locura en los que no he tenido tiempo para nada. Pero ahora por fin nos estamos estableciendo. Ya tenemos una casa super chula, nos hemos traído nuestras cosas y pese a que aún nos faltan muchos detalles (aprender alemán entre otras cosas...), poco a poco nos vamos asentando. Así que aunque mi época de eventos y quedar con mis amigas creo que ha terminado, o por lo menos pospuesto, espero poder seguir actualizando el blog con cosas nuevas y cotilleos que encuentre por aquí. 


Y si todos estos cambios en mi vida no eran suficientes... hay uno que les gana a todos en importancia: ¡¡me caso!! El pasado 14 de febrero Antonio me hizo la pregunta que más feliz me ha hecho en la vida y tras 14 años juntos, nos vamos a casar. 


Si 2017 había sido un año movido, no quiero ni pensar cómo será el 2018... ;)

8 comentarios:

  1. Enhorabuena guapa por haber acabado la carrera y por tu próximo matrimonio¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Lo sabía porque no te he perdido de vista en otras redes. Mi enhorabuena por tu capacidad de ser responsable y terminar tus estudios, y a Antonio y a ti de nuevo, por la nueva etapa que comienza para ambos.
    ¡Un besito, linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces cuesta, pero hay que ser responsable ;) Gracias Noelia, a ver qué tal se me da esta nueva etapa. Un abrazo

      Eliminar
  3. Muchísimas felicidades por tomar de esa manera ls riendas de tu vida y conseguir mejorarla. Sabía un poco del tema porque te sigo por redes, y me alegro mucho por ti.
    Felicidades a Antonio y a ti por esos 14 años juntos, y por muchos más.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea! Ahora si que viene lo bueno ;) Menudo año me espera preparando la boda desde la distancia. Un abrazo

      Eliminar
  4. enhorbauena!!!!!!!muchas felcidades! Gracias por compartir. besitos!

    ResponderEliminar